¿Todos norteamericanos ahora? (2016), by Sean Gabb

¿Todos norteamericanos ahora?
Sean Gabb
A Translation Published on Katehon, 9th November 2016)

Para mí -y creo que para muchos otros- las elecciones presidenciales norteamericanas han sido una repetición del referéndum europeo. Me fui a la cama con una leve esperanza. La cobertura de la BBC de los resultados estaba repleta de un ligero derrumbamiento del optimismo del establishment. Me desperté y encendí la computadora, para mirar las mismas caras conmocionadas como el pasado mes de junio. Es demasiado pronto para decir con certeza si ha ganado, pero parece que Donald Trump será el próximo presidente de Estados Unidos.

Ahora, hago la reserva habitual sobre la Alianza Libertaria que dirijo. Somos una organización benéfica. No tomamos parte en la política electoral. Fuimos, como organización, perfectamente indiferentes entre el señor Trump y la señora Clinton. Hablando por mí mismo, estoy encantado, y felicito a todos mis amigos estadounidenses, que trabajaron tan duro y esperaban tanto ver este resultado.

La idea de que el Sr. Trump hará todas las cosas que ha prometido es, y debe ser, poco probable. Parece estar en la naturaleza de las cosas para los políticos el decepcionar a las personas que los eligen. Pero dejemos eso a un lado. Al igual que con el referéndum europeo, esta ha sido una votación sobre el Nuevo Orden Mundial. Durante generaciones, los pueblos británico y norteamericano han estado fuera del muro de una democracia controlada. Se nos ha pedido que decidamos entre asuntos que otros han definido para nosotros. En el mejor de los casos, hemos podido elegir el menor de los males. En junio pasado, y este noviembre, nos dieron una opción real, y corrimos hacia la salida.

El efecto moral de lo que parece estar a punto de ocurrir será explosivo. Dos establishment hinchados y traicioneros han hecho frente a retos electorales y han perdido. Los "bribones" y "deplorables" han ignorado a los grandes medios de comunicación y al gran capital, y han votado por su conciencia. El izquierdismo cultural no ha sido derrotado – tiene un control demasiado grande de las instituciones para desaparecer de la noche a la mañana. Pero se ha puesto en aviso de despido.

No habrá una escalada de la guerra en Siria. No habrá una guerra con Rusia. No habrá presiones de los puestos más altos del gobierno estadounidense para que el Gobierno británico aplaste nuestra salida de la Unión Europea. No cabe duda de que habrá más perturbaciones en las próximas elecciones a través de Europa.

Hablando personalmente de nuevo, es demasiado pronto para estar seguro. Sin embargo, durante muchos años he estado denunciando a los Estados Unidos como el Gran Satán. Era el Nuevo Orden Mundial. Era la fuente de toda guerra y gobierno inexplicable. Bueno, todo lo que puedo decir en este momento, es que el Gran Satán parece haberse arrepentido, y miraré las banderas estadounidenses que encuentro cuando hago mis negocios diarios en Inglaterra con mucho menos disgusto que en cualquier otro momento de este siglo.

Independientemente de nuestra nacionalidad, mis amigos y yo somos todos estadounidenses esta mañana.

Para el resto, tendremos que ver.

Share